REVISANDO OBJETIVOS

Hace dos meses las redes sociales estaban llenas de propuestas de "Objetivos para el 2021". Generalmente eran propuestas enfocadas a una vida más saludable, a hacer más ejercicio, también había listas de objetivos que podían resultar como ejemplos, tips para crear los tuyos...

No obstante, eso quedó atrás y dos meses después te pregunto:

¿Tú te planteaste objetivos?

Para los que su respuesta ha sido afirmativa les propongo esta revisión y la reflexión que le acompaña. Los que no se hicieron ese planteamiento, quizás también puedan adquirir alguna nueva estrategia de este post.



1. ¿Te propusiste objetivos?


Como decía antes, no todo el mundo creó esa lista, sin embargo, en esas fechas se da un bombardeo de información al respecto. En el caso de que te propusieras objetivos ¿lo hiciste por motivación propia o un poco por contagio social? ¿Por qué lo hiciste al principio del año y no en otra fecha?

Volviendo a ese momento ¿crees que plantearlos como objetivo para el 2021 te hizo procrastinar en 2020? En ocasiones proponeros algo con una fecha futura nos sirve para retrasar el comenzar con ello (empiezo el Lunes, empiezo en 2021...)


2. Y esos objetivos...¿eran realistas?


A la hora de proponernos objetivos en ocasiones nos dejamos llevar por unas expectativas o una meta idealizadas. Si es así, marcamos objetivos que nos van a resultar difíciles de alcanzar. Para que sean realistas hay que echar un vistazo atrás, aprender de cómo han sido nuestras experiencias pasadas, tener en cuenta nuestras circunstancias y nuestras posibilidades actuales y saber enmarcarlos dentro de nuestros planes vitales a medio/largo plazo.


3. Durante estos dos meses ¿cuál ha sido tu motivación para lograr tus objetivos?


Es probable que si tus objetivos eran más ideales que reales, o que si los marcaste dejándote llevar por la moda del inicio de año, no hayas logrado grandes progresos. Para los que han empleado esta herramienta con mayor toma de conciencia, ¿qué te ha hecho avanzar? Es importante saber qué nos mueve para lograr nuestros objetivos. La motivación puede ser intrínseca o extrínseca. Generalmente muchos de los objetivos que nos planteamos precisan de una motivación intrínseca para que mantengamos la constancia, que es la pieza clave en los progresos.


4. Pasados dos meses ¿has revisado tus avances?


Cuando nos planteamos un objetivo, una meta, es importante que podamos medir el proceso. Para ello es interesante concretar, disponer de ciertos indicadores que nos den pistas de cómo vamos.

Que sean tangibles, evaluables, concretos, ayuda a lograr una visión más realista y por lo tanto también más posibilitadora.

A demás, si eres capaz de medir y determinar que se están produciendo avances, esto influirá positivamente en tu constancia, motivación y satisfacción.


5. Echando un vistazo a tu lista de objetivos ¿cómo te sientes al respecto?

Quizás te des cuenta de que algunos objetivos viéndolos ahora no resultan muy posibles, quizás ya ni te resulten un objetivo o puede que te parezcan muy abstractos. En cuanto a la motivación que hay detrás de cada meta ¿sigue activa?¿Has mantenido la constancia e implicación con dicha meta?

El nivel de exigencia y frustración influye directamente en nuestra autopercepción.


6. Y ahora ¿qué vas a hacer al respecto?


Ser consciente de nuestros progresos /no progresos nos permite tanto retroalimentar nuestra constancia y satisfacción como replantearnos y llevar a cabo cambios.

No todos encontramos utilidad a hacer una lista de objetivos y si la hacemos tiene que resultarnos una estrategia de avance y cambio, no de castigo. Cada uno debemos encontrar las herramientas que mejor nos funcionen.


Hoy 1 de Marzo, igual que cualquier otro día, es un buen día para comenzar.
51 visualizaciones1 comentario